Cambiar las ruedas de una mampara

rodamientos mamparas

Cambiar los rodamientos de una mampara de ducha es una tarea que generalmente se puede realizar con algunas herramientas y un poco de paciencia. Aquí te indico los pasos básicos para llevar a cabo esta tarea:

**Herramientas y materiales necesarios:**

1. Destornillador o llave Allen (dependiendo del tipo de fijación de los rodamientos).
2. Nuevos rodamientos de repuesto.
3. Lubricante (puede ser aceite de silicona o similar).
4. Toalla o paño para limpiar.

**Pasos a seguir:**

1. **Identifica los rodamientos dañados:** Inspecciona la mampara de ducha y localiza los rodamientos que necesitas reemplazar. Por lo general, están ubicados en la parte superior e inferior de la puerta de la mampara.

2. **Retira la puerta de la mampara (si es necesario):** En algunos casos, es más fácil reemplazar los rodamientos si retiras la puerta de la mampara. Esto suele requerir la eliminación de los tornillos o tuercas que sujetan la puerta a los rodamientos.

3. **Desmonta los rodamientos viejos:** Utiliza un destornillador o llave Allen para quitar los rodamientos dañados. Por lo general, están fijados con tornillos o tuercas.

4. **Limpia la zona:** Una vez que hayas retirado los rodamientos viejos, limpia cualquier suciedad, residuo o acumulación de jabón en la zona donde se encuentran los rodamientos.

5. **Instala los rodamientos nuevos:** Coloca los nuevos rodamientos en su lugar y ajústalos utilizando los tornillos o tuercas que quitaste anteriormente. Asegúrate de que estén bien sujetos.

6. **Lubrica los rodamientos:** Aplica lubricante en los nuevos rodamientos. Esto ayudará a que la puerta de la mampara se deslice suavemente.

7. **Vuelve a montar la puerta (si la quitaste):** Si desmontaste la puerta, vuelve a montarla asegurándote de que esté alineada correctamente con los nuevos rodamientos.

8. **Prueba la puerta:** Abre y cierra la puerta de la mampara varias veces para asegurarte de que los nuevos rodamientos funcionen correctamente y que la puerta se desplace sin problemas.

Recuerda seguir las instrucciones específicas del fabricante de tu mampara de ducha si las tienes disponibles, ya que algunos modelos pueden tener peculiaridades en el proceso de reemplazo de los rodamientos. Si no te sientes seguro realizando esta tarea por ti mismo, considera la posibilidad de contratar a un profesional para que lo haga por ti.