Cambiar las gomas de una mampara

gomas mamparas

Cambiar las gomas de una mampara de ducha es un proceso relativamente sencillo que puedes hacer tú mismo siguiendo algunos pasos básicos. Aquí te indico cómo hacerlo:

Materiales que necesitarás:
1. Nuevas gomas de repuesto para la mampara.
2. Destornillador (posiblemente).

Pasos a seguir:

1. **Compra las gomas de repuesto:** Lo primero que debes hacer es obtener las gomas de repuesto adecuadas para tu mampara. Deberás medir la longitud de las gomas viejas o consultar el manual del fabricante para asegurarte de que compras las adecuadas.

2. **Preparación:** Antes de comenzar, asegúrate de que la mampara de ducha esté limpia y seca. También es recomendable trabajar en un área bien iluminada.

3. **Retira las gomas viejas:** Si las gomas están atornilladas o sujetas con algún tipo de sistema de retención, usa el destornillador u otra herramienta adecuada para aflojarlas y quitarlas con cuidado.

4. **Limpia la superficie:** Una vez que hayas retirado las gomas viejas, asegúrate de limpiar cualquier residuo o suciedad de las áreas donde se colocarán las gomas nuevas. Esto garantizará un mejor sellado.

5. **Instala las gomas nuevas:** Coloca las gomas de repuesto en su lugar, asegurándote de que estén correctamente alineadas y encajadas en su posición.

6. **Asegura las gomas:** Si las gomas se sujetan con tornillos u otros mecanismos de fijación, asegúralas según las instrucciones del fabricante. Asegúrate de que estén bien ajustadas para un sellado óptimo.

7. **Prueba el sellado:** Después de instalar las gomas de repuesto, cierra la mampara de ducha y verifica si el sellado es efectivo. Deberías observar que no hay fugas de agua.

8. **Ajusta si es necesario:** Si notas alguna fuga o si el sellado no es perfecto, ajusta las gomas según sea necesario hasta obtener el resultado deseado.

9. **Limpia y mantén:** Finalmente, limpia la mampara de ducha y las gomas regularmente para evitar la acumulación de suciedad y moho, lo que puede afectar el rendimiento del sellado a lo largo del tiempo.

Recuerda seguir las instrucciones específicas del fabricante de tu mampara de ducha, ya que algunos modelos pueden tener peculiaridades en su diseño o instalación. Si no te sientes cómodo realizando este proceso por ti mismo, siempre puedes considerar la opción de contratar a un profesional para que lo haga por ti.